Es esencial incorporar las nuevas tecnologías en la gestión de la seguridad